La Armada De Los Estados Unidos Despliega Un Submarino Nuclear En El Golfo Pérsico En Medio De Mayores Tensiones Con Irán

Donate

DEAR FRIENDS. IF YOU LIKE THIS TYPE OF CONTENT, SUPPORT SOUTHFRONT WORK:

PayPal: southfront@list.ru, http://southfront.org/donate/ or via: https://www.patreon.com/southfront

BTC: 3Gbs4rjcVUtQd8p3CiFUCxPLZwRqurezRZ, 

BCH ABC: qpf2cphc5dkuclkqur7lhj2yuqq9pk3hmukle77vhq, 

ETH: 0x9f4cda013e354b8fc285bf4b9a60460cee7f7ea9

Watch SouthFront videos in Spanish on Lbry.tv and YouTube

El submarino nuclear USS Georgia de clase Ohio junto con los cruceros equipados con misiles teledirigidos USS Port Royal y USS Philippine Sea transitaron por el Estrecho de Ormuz e ingresaron al Golfo Pérsico, según dió a conocer el 21 de diciembre la Armada de los Estados Unidos. El submarino USS Georgia es capaz de transportar hasta 154 misiles crucero Tomahawk de ataque terrestre . El submarino también puede ser configurado para alojar hasta 66 integrantes de fuerzas de operaciones especiales. Si el liderazgo estadounidense toma una decisión de esta naturaleza, el submarino podrá desplegar grupos de saboteadores para atacar objetivos en la costa iraní o a barcos iraníes.

El aumento de la presencia militar estadounidense en el Golfo se produce en medio de tensiones con Irán las que alcanzaron nuevos niveles tras el reciente asesinato de un importante científico nuclear iraní cerca de Teherán. Este 20 de diciembre, fueron disparados ocho cohetes contra la Embajada de Estados Unidos ubicada en la fortificada Zona Verde de Bagdad. El ataque provocó daños en edificios y automóviles en la zona cercana a la embajada. Para repeler el ataque, el ejército estadounidense empleó el sistema de defensa aérea C-RAM, el que fue desplegado en Irak a principios del 2020 junto con misiles tierra-aire Patriot.

Como era de esperarse, el secretario de Estado Mike Pompeo culpó del ataque a las fuerzas respaldadas por Irán. Los principales medios y las “fuentes anónimas” regularmente citadas por éstos expresan “preocupación” de que Irán pueda utilizar el aniversario del asesinato del general Qasem Soleimani para llevar a cabo un ataque simbólico contra intereses estadounidenses en la región. Cualquier ataque de este tipo o incluso la “posibilidad” de tal ataque podría ser utilizado por la administración Trump como pretexto para una nueva ronda de acciones activas contra Irán.

Donate